Skip to content

Libros

Taller libre de literatura

tallerlibredeliteraturaTALLER LIBRE DE LITERATURA nació prácticamente a petición del publico lector, a través de sus preguntas y tuvo un éxito fulminante, éxito que me animó a convertirlo en libro.

Un libro que me ha dado grandes satisfacciones por conducto de las cartas de agradecimiento de sus lectores, así pues, una vez más lo menciono en plan publicitario para que pueda servir de ayuda a cuantos necesiten adentrarse en el mundillo de la literatura escrita, con la seguridad de que será muy bien acogido.


Enlace relacionado: Taller libre de literatura: Respuestas a preguntas de escritores noveles

¿Qué libros debo leer?

Muchas veces me han preguntado por la literatura que debe leer un escritor novel, y siempre respondo lo mismo basándome en mi propia experiencia de muchos años, (empecé a escribir a loa 8 y ya no he parado), hay que leer de todo, pero bueno, grandes autores de reconocido prestigio y extranjeros mayormente. Lo que no se debe hacer nunca es leer a los clásicos españoles cuando uno empieza, y sobre todo el Quijote hay que dejarlo para más adelante porque el lenguaje es arcaico y podría viciarnos a la hora de escribir. No es que reniegue de los clásicos españoles pero no es ejemplo a seguir para uno que empieza y anda perdido en la jungla de las letras, vivimos en el siglo XXI y eso no hay que olvidarlo.

Otra cosa que no se debe hacer bajo ningún concepto, es leer obras de principiantes, es decir, de amigos que también empiezan, porque todos hasta los consagrados, en sus comienzos también se equivocaban. Un novelista principiante nunca puede ser profesor de otro porque su obra siempre estará plagada de errores, y no hablo de ortografía, que conste.

Los que comienzan no deben jamás leerse entre sí y menos aconsejarse, ni alabarse mutuamente por simpatía o amistad. Es mejor que cada uno siga su camino en solitario.

Ahora hay talleres de literatura pero hace años no existían en España, todo escritor en ciernes era autodidacta, empezando por ser lector empedernido de autores que fueron sus maestros y muchos grandes escritores han pasado a la historia de la literatura, hablo en pretérito, con ese bagaje.

Lo importante es ser honesto con uno mismo, humilde y tener paciencia que todo llega. El éxito fácil no existe, y los genios no saltan como gazapos en el bosque. Ser escritor es un oficio duro y no hay que llegar a la meta el primero sino que hay que saber llegar… como dice la canción.

Aunque a veces uno no se entere, que esa es otra…

BookTrailer de Adriel B.

Book Trailer de mi libro,  Adriel B.  –  La novela de una alcohólica

Adriel B. – La novela de una alcohólica

adrielb

Vamos de estreno, mi novela ADRIEL B. -La novela de una alcohólica- ya está en Amazon.

Os aseguro que os va a sorprender y mucho.

Adriel B., es una novela muy dura en la que se habla sin concesiones del mundo del alcoholismo y también del de la literatura, ya que su protagonista, Adriel B., es una novelista alcohólica que tiene que luchar en dos frentes a la vez: contra su enfermedad, ya que el alcoholismo es eso, y, además, contra las dificultades del mundillo editorial, lo cual nos permitirá conocer íntimamente esos recovecos del universo de las publicaciones literarias.

Adriel B., su desesperada lucha por sobrevivir como escritora, sus amores apasionados, su trágica promiscuidad, su continua huida del mundo real a través del alcohol, eso es lo que vas a leer en esta novela que disecciona sin concesiones las intimidades de un problema en cuya magnitud nadie parece reparar porque todos somos bebedores sociales aunque no todos seamos alcohólicos.

El origen de Adriel B. (comienzos de febrero de 1994 como idea y realización a partir de octubre de 1998), se inspira en el comentario que en cierta ocasión le hiciese Ernest Hemingway a un íntimo amigo suyo, al hablarle de sus principios como escritor. En ese comentario, Hemingway, confesó que llegaba a derramar lágrimas de amargura, cada vez que los editores le rechazaban sus manuscritos devolviéndoselos con una fría nota.

Esta confesión, unida a la reconocida dependencia alcohólica del novelista norteamericano, hizo que se me ocurriese unir ambos aspectos, el escritor desconocido a quien nadie considera y la personalidad alcohólica, creando un personaje, en la presente circunstancia femenino, en el cual se dieran cita los dos extremos.